Información del proceso:

Se trataba de decorar todas las paredes de las aulas y pasillos con pinturas murales que, aparte de decorar, tuvieran una función didáctica para los niños. Conocido su nombre tuve claro quienes serían los protagonistas de mis murales…

Dibujé conejitos en todas las posiciones, saltando, bailando, pintando, vestidos, desnudos, durmiendo…

La verdad es que el resultado fue fantástico